fbpx

Certificaciones ecológicas y ecoetiquetas que garantizan la responsabilidad socioambiental

Por: Katherine Pulgarín

Tener el hábito y la conciencia de leer etiquetas a veces representa para el consumidor un dolor de cabeza, a mí me pasa, cuando por necesidad voy a comprar ropa y me doy cuenta que las prendas fueron fabricadas en China, Cambodia, Pakistán, Bangladés, Vietnam o cualquier otro país de Asia. Inmediatamente imagino a mujeres trabajando bajo explotación laboral y recuerdo la triste noticia sobre la muerte de más de 1,000 personas en el derrumbe del Rana Plaza, una fábrica textil de Bangladesh que operaba para marcas muy reconocidas a nivel internacional, donde seguramente muchos de nosotros hemos comprado alguna vez.

Con solo leer el “Made in” (Hecho en), que es la señalización del país de procedencia de la ropa, entiendo la gran huella de carbono que tiene la prenda por haber cruzado varios países hasta llegar a mis manos. También entiendo los diversos impactos ambientales negativos que genera la industria textil en estos países. Sin embargo, un consumidor común no podría detectar si una prenda es ecológica o no con solo ver esta información.

Por esta razón, quiero contarles a los consumidores y empresas, que ya existen certificaciones ecológicas y ecoetiquetas que nos permiten leer información intrínseca sobre aspectos ambientales como el consumo de energía, el consumo de agua y las emisiones de carbono. Además de aspectos sociales como las condiciones de trabajo, el salario digno y el apoyo a proyectos comunitarios. Todo esto, pasando la delgada línea de certificar y ecoetiquetar a través de la acreditación de un organismo oficial.

¿Qué son las certificaciones ecológicas y las ecoetiquetas?

Son sellos que se otorgan a productos o servicios que cumplen con estándares ambientales específicos en áreas como la reducción de emisiones contaminantes o las buenas prácticas laborales. Su propósito es garantizar a los consumidores que dichos productos o servicios han sido producidos o prestados con un menor impacto ambiental y social posible.

Tipos de ecoetiquetas

Es importante saber que hay dos tipos de ecoetiquetas: las reglamentadas y las no reglamentadas.

  • Las ecoetiquetas reglamentadas son aquellas que son otorgadas por organismos oficiales, respaldadas por normativas y estándares establecidos que los productos deben cumplir para poder llevar la etiqueta. Un ejemplo de ecoetiqueta reglamentada es el sello “Organic” (Orgánico) que encontramos en las frutas y verduras del supermercado. Este sello es otorgado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) para productos alimenticios que cumplen con estándares específicos de producción orgánica, como la prohibición de pesticidas sintéticos y fertilizantes químicos.
  • Las ecoetiquetas no reglamentadas son aquellas creadas y utilizadas por los mismos fabricantes de manera voluntaria, sin la intervención de un organismo oficial. Como estas ecoetiquetas dependen exclusivamente de las afirmaciones realizadas por el fabricante, no tienen cuentan con rigor ni tienen tanta credibilidad entre los consumidores conscientes. Un ejemplo que veo siempre que voy al supermercado son el término “biodegradable” utilizado en productos como la bolsa de los residuos, donde no se especifica ni el tiempo ni las condiciones de descomposición del producto en la naturaleza.

Tipos de certificaciones ecológicas

Existen diferentes tipos de certificaciones reglamentadas, cada una con sus propios estándares y enfoques:

  • Certificaciones de tipo I: Estas certificaciones otorgan una etiqueta oficial y cuentan con criterios ambientales predefinidos, verificados por una tercera parte independiente. Por ejemplo, FSC (Forest Stewardship Council) certifica que la madera utilizada en un producto proviene de bosques gestionados de forma sostenible.
  • Certificaciones de tipo II: Estas son autodeclaraciones ambientales realizadas por la empresa, sin verificación independiente obligatoria. Por ejemplo, EPEAT (Electronic Product Environmental Assessment Tool) evalúa el impacto ambiental de los productos electrónicos.  
  • Certificaciones de tipo III: Estas certificaciones se caracterizan por ser declaraciones ambientales verificadas por una tercera parte independiente, que permiten una evaluación precisa del impacto ambiental de un producto o servicio. Por ejemplo, Huella de carbono: Mide las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a un producto o servicio.

¿Cuál es la diferencia entre una certificación ecológica y una ecoetiqueta?

La diferencia radica en su alcance y en quién los otorga. Una certificación ecológica es un proceso formal mediante el cual un organismo acreditado evalúa y verifica que un producto cumple con ciertos estándares ecológicos y de sostenibilidad. Por otro lado, la ecoetiqueta es un distintivo que se coloca en un producto para indicar que ha sido certificado como ecológico por una entidad competente.

¿Cuál es la importancia de las certificaciones ecológicas y ecoetiquetas?

Las certificaciones ecológicas y ecoetiquetas son herramientas fundamentales en el contexto actual, proque los consumidores estamos preocupados por el impacto socioambiental y las empresas buscan adoptar prácticas de producción más sostenibles. La importancia de estos sellos es la información transparente y verificada de aspectos ambientales y sociales que un producto o servicio nos puede brindar.

Por ejemplo, en los aspectos ambientales, la construcción de edificios que está expandiendo la mancha urbana de las ciudades, ahora puede certificarse a través de programas como LEED (Leadership in Energy and Environmental Design, por sus siglas en inglés), los cuales certifican edificios que utilizan materiales ecológicos, mejorando así la eficiencia energética y reduciendo las emisiones de carbono. Esto permite que las constructoras mejoren su desempeño ambiental y que los consumidores tomen decisiones de inversión más sostenibles.

También son primordiales lascertificaciones ecológicas y ecoetiquetas que informan sobre aspectos sociales como condiciones de trabajo seguras, salario, prohibición del trabajo infantil e inversión en proyectos de desarrollo comunitario. Por ejemplo, el café con el sello Fairtrade (Fair Trade Certified, por sus siglas en inglés), significa que los caficultores que lo produjeron recibieron un precio justo por su cosecha y que se respetaron sus derechos sociales y ambientales.

Cabe resaltar, que el gran desafío de estos sellos lo enfrentamos los consumidores al tener que estar actualizados de la verificación oficial de los productos y servicios y, las empresas al informar sin caer en el “greenwashing” de hacer afirmaciones engañosas.

Elementos clave para que los consumidores decidan con criterio

Es crucial que los consumidores se mantengan informados, sean conscientes y ejerzan criterio al adquirir un producto. Para lograrlo, sugiero aprender a leer ecoetiquetas y certificacos ecológicos seguiendo estos pasos:

  • Buscar las etiquetas de certificación, estas pueden encontrarse en el envase, impresas en el producto o en el embalaje.
  • Identificar la información en la etiqueta del certificado, nombre del producto, nombre del organismo certificador, número de certificado y en algunas podrás encontrar fecha de emisión y vencimiento.
  • Verificar la validez de la etiqueta a través de la página web del organismo certificador o consultando a expertos de la materia.
  • Comparar las diferentes certificaciones para elegir la que mejor se adapte a tus necesidades, pues las certificaciones utilizan diferentes criterios, siendo algunos más exigentes que otros o representando un costo adicional para el consumidor.

Aspectos clave para que las empresas informen con rigurosidad

Para estandarizar cualquiera de los elementos vinculados al desarrollo y uso de las ecoetiquetas y declaraciones ambientales, ISO ha generado las siguientes normativas de carácter internacional:

  • ISO 14020 sobre Etiquetas ecológicas y declaraciones ambientales. Principios generales.
  • ISO 14021 sobre Etiquetas y declaraciones ambientales. Autodeclaraciones ambientales (Etiquetado ambiental tipo II). Indicación ambiental (logotipo, texto) avalada por el mismo fabricante o envasador, normalmente referida a una fase del ciclo de vida o a un aspecto concreto del producto (p. ej. «biodegradable», «reciclable», etc.). En este sistema, no hay certificación independiente para terceros.
  • ISO 14024 sobre Etiquetas y declaraciones ambientales. Etiquetado ambiental tipo I. Principios y procedimientos. Sistema voluntario de calificación ambiental que identifica y certifica de manera oficial que ciertos productos o servicios tienen una afectación menor sobre el medio ambiente teniendo en cuenta todo su ciclo de vida. Los productos y servicios ecoetiquetados cumplen estrictos criterios ambientales previamente establecidos.
  • ISO 14025 sobre Etiquetas y declaraciones ambientales. Etiquetado ambiental tipo III. Directrices y procedimientos. Se trata de información ambiental cuantitativa comprensible en base a diferentes estándares. Se lleva a cabo una verificación por parte de una tercera parte independiente. A diferencia de las etiquetas ecológicas de tipo I, las declaraciones ambientales no definen unos criterios sobre la preferencia ambiental de los productos ni establecen unos criterios mínimos por cumplir.

Consumo consciente y responsabilidad empresarial

En conclusión, el surgimiento y la creciente adopción de ecoetiquetas y certificados ecológicos están generando un cambio significativo en las decisiones de compra de los consumidores y en las prácticas empresariales.

Estos sellos proporcionan información transparente sobre el impacto socioambiental de los productos y servicios, empoderando a los consumidores para tomar decisiones de compra más conscientes. Al mismo tiempo, las empresas están respondiendo a esta demanda creciente al incorporar estos sellos, demostrando así su responsabilidad social empresarial.

La adopción de ecoetiquetas y certificados ecológicos beneficia al medio ambiente y la sociedad, marcando un paso importante hacia un futuro donde la sostenibilidad sea una prioridad tanto para los consumidores como para las empresas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Chat
1
Escanea el código
¡Hola 👋!
¿Cómo podemos ayudarte?